top of page

Una mundología sensible y kinésica: (COBERTURA COLABORATIVA CON REVISTA INQUIETA).

Actualizado: 2 ene


 

Lo que "El Cruce" nos dejó.



Si abandonamos la visión “objetal” y aceptamos la idea de que la dimensión estética corresponde a una relación con el mundo, a un tipo de actitud mental, el problema de las vinculaciones entre los hechos estéticos y los hechos artísticos ya no se plantean en términos de identidad sino de intersección.


Jean-Marie Shaeffer, Arte, objetos, ficción y cuerpo, 2012.



 

Rosario, Santa Fe.

Sábado cuatro de noviembre, 14 ha, ISP Danzas Isabel Taboga: De Arte y Prácticas del Arte.



Uno de los lugares donde sucedió el Festival El Cruce
pH: Mariné Amestoy.



 

Ayelén Clavín no solo es bailarina, performer, investigadora y docente, además es una artista que con-mueve desde su mirada amorosa, palabras y prácticas sensibles. En este caso lo dicho no solo se hizo evidente, ¡sino que se materializó!, en un encuentro presencial entre cuatro grupos, previamente seleccionadxs mediante una convocatoria en la ciudad de Rosario que, finalmente, pudieron presentar (y compartir) sus Works in Progress luego de tres tutorías virtuales de dos has cada uno, durante el año 2023.



Día de uno de los Workshops del Festival
pH y edit: Mariné Amestoy.



 

El encuentro (fabuloso, por cierto) rondó acerca de estos procesos creativos (de lo más variopintos) que versaron sobre distintos ejes:desde “suspensiones capilares”, valijas llenas de secretos-objetos encontrados ¿al azar?, en calles y/o avenidas, anécdotas semejando ficciones de lo real, sonoridades, coloraturas y texturas de lo más diversas (¡y bellas!) hasta el cuento de Alejandra Kamiya, Desayuno Perfecto.



 


pH: Mariné Amestoy.



 

Lo que nos dejó El Cruce
pH y edit : Mariné Amestoy.

El resultado fue pulsante, reflexivo y gozoso. El intercambio colectivo dio lugar a presentaciones de lxs grupos, de cada integrante y de mí (por supuesto) que solo me animé a tomar tanto notas como fotos y a decir que “¡vivo mucho!", “ensimismada” con y por la experiencia, hacia el final de esta. Lo vivido fue (es aún) una experiencia nutricia, para metabolizar sin prisa, pero con alma, ya que, como en todo proceso creativo, en él se mueven ciertas células, moléculas y hasta nucleótidos venidos de la propia vaguada de la voz del Arte. Nada más. Nada menos.


 

Estos encuentros con lxs otrxs, y sus imaginarios ipso facto, resultan de suma vitalidad para seguir (des)andando y (de)construyendo nuevos modos de hacer en comunidad. Una comunidad que “atienda” y entienda al otrx como parte intrínseca de unx mismo. Eso sí, con la mirada que Ayelén Clavín propone: amorosa, cuidada y sensible.


pH: Mariné Amestoy.



 

Sábado cuatro de noviembre, 16 ha, ISP Danzas Isabel Taboga: Masterclass a cargo de Isse Moyano, Marcelo.



Un viaje de cuerpo, sujeto, objeto y tiempo presente, en pleno corazón de un pasado-futuro.




Inicio de El Festival El Cruce
pH y edit : Mariné Amestoy.


 



Marcelo Moyano, Licenciado en Artes. Profesor Titular de Historia de los Medios y el Espectáculo y de Métodos de Investigación en el DAM-UNA, hizo su presentación a las 16 ha en el mismo (y mágico) edificio, anexo, de danzas Isabel Taboga. Su Masterclass fue una travesía inquieta (guiño), por puertas, postigos y ventiluces, así como por aberturas y cerramientos por los desvíos, derivas y todo lo correspondiente al sistema vascular de la Historia del Arte. Orador y portavoz de una retórica fluida, clara y poética, su clase fue un deleite para lxs que asistimos, sin importar la cantidad o calidad de conocimiento pre-adquirido de temas, nombres propios, fechas o movimientos estético-artísticos de la línea trazada, imaginariamente por él, con ayuda de Danto, A. (entre otrxs) por siglos y siglas del Arte, resumido en cuatro horas de pletórico encuentro.



 



Charla en el Festival El Cruce
pH y edit : Mariné Amestoy.

Afuera “un sol Rosarino jadeaba en silencio”, mientras adentro nosotrxs (asistentes deseosxs por escuchar, preguntar, saber) viajábamos, sin importar que, de la mano de impresionistas como Cézanne, “cargando” cajas de brillo box de Andy Warhol,contemplando” La Fuente de Marcel Duchamp, (re)parando en obras y movimientos (icónicos) de danza y nombres como Mary Wigman, Fuller, Isadora Duncan, analizando períodos entreguerras, drippings y más...


 


Para concluir, voy a tomar “prestadas” algunas palabras de Arthur Danto, de su (grandísimo) libro: Después del Fin del Arte, 2014, pág. 243.



La historia del arte es una verdadera épica y la épica, por su naturaleza, termina como la Divina Comedia de Dante con notas de brillo final. ¿Cuántas obras filosóficas no solo tienen finales, sino finales felices? Con toda esta felicidad debería ser maravillosa si está fuera La Edad Dorada del arte, pero probablemente las condiciones de la comedia sean la garantía de la tragedia, si al final significa que la nuestra no es una edad dorada. ¡No se puede tener todo!



 

Y no, no tendremos todo, pero tenemos (aún) Arte.

Y mucho. Menos mal.



 

Esta nota es, parte, de la cobertura que la Revista Mariné hizo para la la Revista Inquieta , Festival El Cruce 2023, en el mes de Noviembre del actual.



¡Agradedecemos a todo el equipo tanto de la Revista, como del Festival. por alojarnos y darnos la posibilidad de trabajar en conjunto a ustedes!


Por más encuentros y construcciones colectivas.


Equipo de Revista Mariné.

Comentários


Bio

1706735903693_resized.jpg

Críticas

Si te gusta Revista Mariné y querés ayudarnos a crecer, podes comprarnos un cafecito desde $400

 

(https://cafecito.app/revistamarine)

Etiquetas

bottom of page