top of page

(Una) corriente de resaca, preguntas y sal: Sobre Mar Afuera

Actualizado: 8 sept 2023


 

(…) Mar manso sereno

(Hipérbole del lodo-salino-uterino):

Engendras medusas incestuosas

Vaginas dentadas

Y virtuales asesinas puerperales

(…)

Mar manso sereno

Provocas tempestades

En el vaso de agua lleno de intrigas y chismes

-groseros paños de nuestras vestiduras ordinarias-

Oscura creciente llena menguante

Vida sublunar.

Waly Salomão, Mar Sereno (fragmento), 1998



 

Función de Mar Afuera Artes Escénicas

Los pies esperan el agua. El agua espera ser agua. Ya lo es (¡claro!) y los pies ya son pies. Entrar al mar implica una acción (de)creciente y entrópica, regulada por el yo . Así unx sea consciente o no. Lo mismo pasa con el agua y los pies. Esa relación (mar mediante) determina un equilibrio entre lo frágil y lo disperso, lo cárnico y tendinoso, lo diverso y lo igual.

A la luz de estos criterios (si así pudieran llamarse) Mar Afuera acomete con una narrativa vehemente.

Foto: Tres cuerpos poéticos a la luz de un ¿sol? sentadxs sobre, paradxs en. ¿Por qué poéticos? La poética no es solo potestad de la luz de los ojos ámbar de un extraño. No. La poética de un relato que implica ser mar, oleaje, sirena, amiga de y churrero, también lo es


 

Desbord(e)ando el punctum: la acción (en) presente


La reminiscencia plantea varios problemas que la asociación de ideas no resuelve. Por una parte, ¿de dónde viene la extraordinaria alegría que sentimos en la sensación presente? Alegría tan potente que nos basta para hacernos indiferentes a la muerte.


Gilles Deleuze, Proust y los signos, 1964




Tres personajes, diálogos que se suponen (¡y lo son!) hilarantes. Tanto como para olvidar que detrás del relato que está siendo contado hay una profusión de materia significante que nos lleva a cuestionar el sistema, otra vez. Sí. El execrable y réprobo sistema. El deber ser. La aceptación de unx frente a la mirada “paternal” de la humanidad. Entonces, ¿dónde estamos nosotrxs paradxs-sentadxs, sobre este montón de risas? Riéndonos de nosotrxs, también. Reconociéndo(nos) en la sirena, su amiga o el churrero. En esa tríada extravagante (maravillosa) que no hace más que profundizar en la condición humana para encontrar en el mar la razón por la que la naturaleza nos sigue sacando ventaja, aún (y por mucho), con un fin sinfín y un salto en alto (bien) hacia adelante, el que nosotrxs, como especie, no supimos, ni sabremos, tal vez, dar.



 

¡Oh, la mar!



A orillas de las aguas recogidas en la luz regular del suelo unidas como si juntas siempre caminaran, solas, parecería que se amaran, en la sal de la espuma con estrellas, sobre la arena bajo el sol las huellas de nuestros pies desnudos tan lejanos, y mudos. Dejando una promesa dibujada nuestra voz entretanto ensimismada se divide en el aire y atraviesa la azul crueldad de la naturaleza mientras solos cruzamos la playa y nos hablamos.


Silvina Ocampo, Las huellas





 




 


Entonces sucede que…Entonces sucede, ¿qué? La obra es un absurdo lógico y actual. Que no lucha con los presupuestos de ninguna filosofía, sino que se entrega a la narración sin pretencionismo dualista, ni verbos que (in)ocular. Con una escenificación que, con poco, logra resonar en abundancia y prodigio, en profusión y exigüidad, en estados existenciales acuosos por márgen, costa, orilla y ribera. En preguntas que refieren y conciernen al status quo de una sociedad a la que pertenecemos (sin chistar) . Pero el mar, ¡ay, el mar! está lejos de ser un objeto (in)variable, tanto o más, que nosotrxs. Sujetos errabundxs y nómades, presxs de la (nuestra) posmodernidad.

Gran obra. Véanla.


Mariné Amestoy

 


Nado

Me ahogo.

Me despierto dando golpes.

Estoy en el mar

(mi mar)

Sin dormir

Sin estar despierta

y sin saber bien

que es sueño y que es verdad


Mariné





 

Sábados de septiembre, 20 hs.




 


Si te gusta Revista Mariné, podes colaborar invitándonos un cafecito en https://cafecito.app/revistamarine




77 visualizaciones0 comentarios

Comments


Bio

1706735903693_resized.jpg

Críticas

Si te gusta Revista Mariné y querés ayudarnos a crecer, podes comprarnos un cafecito desde $400

 

(https://cafecito.app/revistamarine)

Etiquetas

bottom of page