top of page

Un trompe l´oleil humano (anque) animal: Sobre “Captura de aves silvestres”


 

Una raclette funciona sobre una suerte de trompe-l`oleil, el de un espectáculo que comienza como una performance, se detiene alrededor de los veinte minutos, y es retomado, de manera realmente sorprendente, como una pieza de teatro con situaciones y personajes que guardará, sin embargo, el impacto y la impronta de la performance inicial.


Joseph Danan, Entre teatro y performance, La cuestión del texto, 2016




 


Ver por segunda vez Captura de aves silvestres (luego de de su estreno en el Teatro Moscú) no es, en verdad, volver a verla. Es un re-transitar para re-tramitar las razones por las que esta obra debería ser vista para comprender como es que funciona el montaje anatómico junto a los motivos del teatro (o la performance), que son muchos, que son cientos y heterogéneos. Me pregunto: ¿cómo es que estoy aquí otra vez? Y hay algo del orden del software de lo físico que me lo responde. Estoy por la pregunta (nunca por la respuesta) sobre el lenguaje, el espacio, la animalidad y la (in)comprensión de la epítome que deviene orgánica cuando advierto mis ojos pestañear. Acá estoy. Y tengo conciencia, casi, absoluta de ello.



 

¿Vale hablar?: las palabras que no están (también) son cuerpo








El grupo Basamenta (que cumple diez maravillosos y prolíficos años dentro del circuito del teatro independiente), profundiza en cada una de sus obras la cuestión del lenguaje verbal y el silencio, y ese medio (el frunce o la frunza que queda) es donde hace base para contar su entonces, su parce que.





 



Hablar es mucho más que alocutar o hacer un buen uso de la retórica. Hablar puede (¿y debe?) ser un vuelo, un salto en alto, un sonido gutural o una mirada de pájaro frágil en su manera de ser pájaro. Hablar es cuerpo y como tal es animal. Las conexiones comienzan a "entrerutarse", creando avenidas dentro de un imaginario construido,en partes iguales, por músculos, ficciones y contorsiones físicas. Este proceso de subjetivación logra un tempo en la narración que se asemeja a un reloj detenido en el tiempo, sin presura, ni exigencias. Captura de aves silvestres no tiene apuro por contar(se), ni tiene porque tenerlo, además.





 



Metamorfosis posibles; ¿alguien ha visto a Franz?


Afirmar que un teatro político es un teatro que debe producir un efecto en lo real es lo que yo llamaría una dimensión performativa de ese teatro, cualquiera sea la modalidad que esta adopte


Joseph Danan, ¿Es necesaria la ficción? Politicidad del teatro performativo, 2021



 



Un animal es al humano como el humano es a un animal. En este carácter transitivo (habitado por signos que son seres vivientes) ambos, en sus dimensiones y dimisiones anatómicas tan iguales como distintas (según el qué) se funda el núcleo de esta obra (de múltiples significantes), en ese corazón que late cuando encuentra en “lo salvaje” o “montaraz” un ardid para transformarse en hecho artístico, no feliz, no alegre, pero sí profundo y necesario. Esta es una obra que merece ser vista, como ya hemos dicho, más de una vez. Para recordar cómo era ser ave, tener alas para (no) volar y así poder reencontrarnos con nuestra recóndita y olvidada organicidad. Para todo eso, que es lo que fuimos, que es lo que Captura intenta lograr que seamos, y lo logra, no sólo con éxito, sino con bravura, descaro y majestuosidad.



Grandiosa obra.

Véanla.


Mariné Amestoy

 

Un ave.

Cientos de ellas.

Animalidad de frente a oeste y centro a sur

(en remolinos)

¿Dónde estamos nosotrxs lxs humanos silvestres?

¿Entendemos especie por especie o por hábito de ésta o éste?

¿Aprenderemos algo, alguna vez, del cuerpo como cuerpo somos y es?


Mariné



 

FICHA TÉCNICO ARTÍSTICA

Teatro Anfitrón: Venezuela 3340 Función: 9/09 hasta el 30/09 a las 20 hs

Comments


Bio

1706735903693_resized.jpg

Críticas

Si te gusta Revista Mariné y querés ayudarnos a crecer, podes comprarnos un cafecito desde $400

 

(https://cafecito.app/revistamarine)

Etiquetas

bottom of page