top of page

¡Se nos fue de las manos!: Acerca "Permitidos", con dirección de Peto Menahem




Habituarse a una hermosa risa humana, a un cuerpo vivo, cuesta muy poco. Dejar partir, en cambio -dominar el arte de perder -, cuesta la vida.

Leila Guerriero, Teoría de la gravedad.


 



pH: cortesía de TP AGENCIA Edit.: Mariné Amestoy.

 

Como un divertido, pero peligroso juego del destino se presentó, en el Teatro Paseo La Plaza (Sala Neruda), Permitidos, con la dirección del (re)conocido actor Peto Menahem y las actuaciones de Mike Chouhy, Rocío Igarzábal, Sofía Jujuy, Juan Sorini, Paula Staffolani, Abril Suliansky y Agustín Vidal Rossi. Esta obra es la adaptación teatral de la película argentina estrenada en el 2016, del director y guionista Ariel Winograd. La producción cuenta la historia de una pareja que está en proceso de una primera mudanza y, en una reunión con amigos comentan qué famosos serían sus “permitidos”, si la oportunidad se presentara (lo cual pareciera ser imposible) y responden que tanto ella como él mirarían hacia otro lado ergo no contaría, en tal caso, como una infidelidad. El problema es cuando estas fantasías se salen de control y tocan la puerta de la realidad, en este caso, la pareja de Camila (Rocío Igarzábal) y Mateo (Mike Chouhy) serán los encargados de poner a prueba su relación.


 



Una primera escena introduce al público al hogar de Camila y Mateo. Ambos están disfrutando de una noche con sus amigos, Paula y Rama (Abril Suliansky y Agustín Vidal Rossi) quienes están recientemente reconciliados o, mejor dicho, “comprometidos”. Mientras charlan, la tensión se manifiesta entre estos dos enamorados, si bien esta situación se percibe con gracia (visto desde fuera), ya que se nota el amor en la pareja protagonista, en los otros dos el motor pareciera ser la inercia y/o la rutina la esencia dominante. De esta manera, se va proponiendo un ambiente inapreciable para hablar de las utopías amorosas y sexuales, hecho que hará surgir los nombres de Zoe (Sofía Jujuy) y de Joaquín (Juan Sorini). Ella es modelo, actriz, mujer de redes sociales y él un activista, emprendedor y amante de la naturaleza. En común; la fama y lo inalcanzable, hasta que en un evento predestinado Mateo se convertirá en el “héroe” de Zoe, lo cual no solo despertará su tentación, sino que, además, le traerá problemas con Camila.


 



 pH: cortesía de TP AGENCIA Edit.: Mariné Amestoy.



 

Los interlocutores que circulan en torno a esta pareja parecieran estar situados en pos de guiar a la delirante historia que se desencadena. Son las voces que mueven los hilos de una pelea que termina en ruptura; por seguir un juego de otros, por compararse o por puro ego. Uno de estos excéntricos personajes es Soledad (Paula Staffolani), una vendedora de alfombras que “casualmente” se cruza con la pareja en cuestión. Ella empuja el corazón roto de Camila a una relación con su “permitido”, Joaquín. En el escenario se reconoce una dinámica visual, energética y colorida, con distintas materialidades (tanto en escenografía como en vestuario) que saben adaptar una historia que nació en el formato audiovisual. Elementos que colaboran a toda la comicidad que acompaña a más de una hora de risas; y sitúan al espectador dentro de la vorágine que son las relaciones en sí, en tiempos del “qué dirán” masivo o de redes sociales.



 

Permitidos, guía al público a una reflexión sobre las ideas que tenemos del amor y lo hace de una manera risible, hilarante y ocurrente, pero sin perder el horizonte principal que es la realidad. Habla de la vida en tiempos de Instagram y Twitter, del romance en la era realitys y de la convivencia de parejas (fugaz) que, a veces, decanta en la desidia fácilmente. Sus personajes se dejan llevar por lo quimérico de salir con una celebridad y olvidan lo que construyeron en su verdadero mundo. Se cuenta una historia en donde la tentación hace destrozos y la venganza es aún peor. Hacía el final, quizás, solo queda preguntarse si hay una infidelidad “permitida” o solo debería quedarse en el imaginario de la pareja. Una comedia que escenifica las complejidades de las relaciones amorosas cuando creemos que el futuro está asegurado.

Recomiendo verla.


 

Permitidos. Elenco: Mike Chouhy, Sofia “Jujuy” Jiménez, Rocío Igarzábal, Juan Sorini, Paula Staffolani, Abril Suliansky, Agustín Vidal Rossi. Guión Original: Ariel Winograd, Julian Loyola, Gabriel Korenfeld, Jonathan Kleiman. Adaptación Teatral: Nelson Valente. Diseño de Escenografía: Lula Rojo. Diseño de Iluminación: Leandro Fretes. Diseño de Vestuario: Gustavo Alderete (La Polilla Vestuario). Diseño Gráfico: Nico Rejlis .Prensa: Tommy Pashkus Agencia. Asistente de Dirección: Felipe Montoya. Asistente de Producción: Bautista Araya. Producción Ejecutiva: Daniela Lioy, Morgana Pereira. Producción Artística: Estanislao Otero Valdez, Nico Rejlis. Director de Producción: Estanislao Otero Valdez. Productores Asociados: Ricardo Freixá, Joana D’Alessio y Nathalie Cabiron. Producción General: Rimas Producciones, Florencia Masri, Ricky Pashkus, Alejandro Zaga, Carlos Gorosito, Fernando Sokolowicz, Ximena Biosca, Estanislao Otero Valdez

Dirección General: Peto Menahem.


Teatro Paseo La Plaza, Sala Neruda, Avenida Corrientes 1660, Buenos Aires CABA.

Funciones: viernes, sábados y domingos 20:30 / 21:00 ha.

 



60 visualizaciones0 comentarios

Commentaires


Bio

1706735903693_resized.jpg

Críticas

Si te gusta Revista Mariné y querés ayudarnos a crecer, podes comprarnos un cafecito desde $400

 

(https://cafecito.app/revistamarine)

Etiquetas

bottom of page