top of page

Sacar belleza de este caos es virtud: Sobre Zethache

Actualizado: 8 sept 2023


Si se intentara presentarla con una fórmula brutal, se podría decir: además de que el instante es un corte inmóvil del movimiento, el movimiento es un corte móvil de la duración, es decir, del Todo o de un todo. Lo cual implica que el movimiento expresa algo más profundo: el cambio en la duración o en el todo...


Deleuze, Gilles, La imagen-movimiento, p. 21.

 

Tratar el movimiento como objeto: ¿un misterio develado?


Estamos en un basculante pasillo airoso, caminando entre respiraciones y lodazales. Creyendo que Todo es posible. Todo. Somos la danza en la mirada de un niñx que pareciera hacerlo por primera vez. Imágenes tras imágenes y en capas. Una y cien, tres y mil. La imagen de un galpón abandonado, costaneras de nada, vacíos de tierra, oxígeno de valles y lobreguez entre el pliegue del fuego, sí, ahí. ¿Estamos vivxs? Zethache nos recuerda que sí. Como en una danza donde la matriz es una proyección binaria. O un monstruo de tres codos y una máscara hecha de caracol. A ver, cuando digo todo es posible, es porque Todo lo es, y es lo que nos invade al descubrir el movimiento de las almas que, sobre un proscenio impersonal y sin embargo singular, nos sugieren ser juego, más no jugar. Aterrizamos sin cara, con ojos, sin palmas, sin manos, ¿Qué es este lugar? Ya. Claro. Detenido el tiempo, se detienen los caminos hacia él. Y ahí están, y ahí estamos. Performers y bailarines, jugando a no jugar. Bailando a no bailar. O a ser un absurdo en virtud del caos.



 

Sacar belleza de este caos es virtud: Sobre Zethache

Creer, no en otro mundo sino en el vínculo del hombre con el mundo, en el amor o en la vida, creer en ello como en lo imposible, lo impensable, que sin embargo no puede sino ser pensado: posible (…) Solo esta creencia hace de lo impensado la potencia propia del pensamiento, por el absurdo, en virtud del absurdo.


(Deleuze, Gilles, La imagen-tiempo, p. 227)




 


Physis férvida


Conectar con la topografía del ritmo. Cada ritmo tiene la suya y nadie puede ser (la) excepción. Somos un arsenal de anatomía poliédrica, espiralada y luminiscente, pero también no. Volvemos...A ver, Zethache es un averno que (nos) absorbe sin otra opción que bailar y ahí estamos, bailando con otrxs, unx, otrxs y la imagen de unx. ¿Cómo es esto posible? ¿Qué es la imagen en danza?, ¿imagen-acción?, ¿imagen-tiempo? o ¿imagen-physis? Recordar: el movimiento no es ni (se) parece a ninguno de estos dúos que nadie (ad)vierte. Advertir de ver, de verter, de ser viendo. En cambio, el soma o, más bien, la práctica de él se (nos) asemeja bastante.Entonces nos animamos (como ánimas que habitamos cuerpos) a bailar con el caos. Con la (in)certeza y el temor a la muerte . Con el óbito, la ruina y el fin.

Sacar belleza de este caos es virtud: Sobre Zethache

Zethache traspasa el límite de la libertad individual volviendo anárquica su danza. ¡Y qué bien se siente! ¡Qué bien ser sujetos en este lío de voces, música e invenciones entramadas!


 

Banquete litúrgico: el cuerpo como misterio, como acertijo, como pregunta.



Francis Bacon, La lógica de la sensación, Deleuze (1981)




En la (nuestra) subjetividad corpórea, perdemos y ganamos todo el tiempo. En un tic-tac frenético que la obra (nos) recuerda, por fuera de las huellas binarias de género y de ideología que nos limitarían, de no ser por -ser estando- allí, que hay que atreverse y bailar.

Sacar belleza de este caos es virtud: Sobre Zethache

Perdiendo lo asumido y ganando lo ganado (aunque ganado no está, nunca lo está). Somos como preámbulo(s) cárnico(s) o epígrafe(s) danzante(s). Queremos ir más allá de la luz u oscuridad del cuerpo, queremos "Todo" (¿recuerdan?), y ese "Todo" es posible en este banquete litúrgico de corporeidades, músculos, articulaciones y huesos. Individuar la sombra, individuar la danza, individuar la canción (canciones) de Wos que nos sitúan en un con-texto apellidándonos como seres contemporáneos que buscan, como fuese, como pueden, como (nos) sale encontrar su (nuestro) lugar, nivel, amplitud o umbral.



Marina Julieta Amestoy



 

Y yo estaba ahí.

Expuesta y circunvalada de mar

Irradiada por tinta negra

Con mirada confusa

(Poligénica)

Aun creyendo en el tiempo

Aun creyendo en la imagen

Aun creyendo,

Sin creer, demasiado, en mí.


Mariné

 

ZETHACHE. Oscuroextasis_ensamble. Dirección: @alcalaval, Valerie Alcalá Massa. Asistencia: @sofiifassi, Sofía Fassi. Coreografía: @giannalogullo, Gianna. Producción: @fran.salazarr, Francis Salazar.

ELENCO: Gianna Logullo (protagonista - Ge) Julieta Del Vecchio (protagonista - Jota)

Cuerpo de baile de Ge: Agathe Moreno - Agustina Pezzente - Ailin Rojas - Aldana Soto - Camila Gonzalez - Catalina Villamayor - Delfina Lértora - Fabiana Fernández (Fafe) - Florencia Cáceres - Florencia Ciccotelli - Lara Bogado - Lourdes Viva - Magalí Lobo - Milene Traverso - Paula Galeano - Sofía Perez

Cuerpo de baile de Jota: Agustina Siguero - Angélica Mazzei - Belén Villegas - Candela Cardozo - Juana Gaitan - Juana Samperi - Lucía Blanco - Micaela Pérez - Nicolás Miranda - Paloma García - Paula Servetto - Regina Chiarello - Sofía Montes - Sofía Sivo

Música: WOS y Evanescence Vestuario: Miriam Massa - Vero Fiallo Escenografía: Rocío Lezaola

Maquillaje: Lucía Francinelli Diseño de luces: Lorenzo Beretta Prensa: 0kmprensa.

Teatro El Cubo: Zelaya 3053, CABA. Función: sábado 19/08, 21: 30.



 

Si te gusta Revista Mariné, podes colaborar invitándonos un cafecito en https://cafecito.app/revistamarine

59 visualizaciones0 comentarios

Comments


Bio

1706735903693_resized.jpg

Críticas

Si te gusta Revista Mariné y querés ayudarnos a crecer, podes comprarnos un cafecito desde $400

 

(https://cafecito.app/revistamarine)

Etiquetas

bottom of page