top of page

Le degré zéro de la performance: Sobre FRENKELTRONIC.



Rosario, Santa Fe. Domingo 5 de noviembre, Paseo de las Artes y el Rio (CEC), 20 ha.

 

Le degré zéro de la performance: Sobre FRENKELTRONIC.

(Nota en colaboración con https://cobai.org)


 



 

Aunque performance pueda parecer una palabra extranjera e intraducible las estrategias performáticas están profundamente enraizadas en las Américas, donde la transmisión del conocimiento y la memoria colectiva han cumplido un rol fundacional a lo largo de la historia. Los performances operan como actos en vivo o acciones corporales que transmiten saberes sociales, memoria y sentido de identidad a partir de acciones o comportamientos reiterados. Los pueblos originarios en las Américas han dependido de prácticas corporales y ceremoniales para afirmar sus valores y hacerlos visibles.

Diana Taylor, Performance, 2015 (pág. 52).



pH y edit: Mariné Amestoy.


 

En casos como obras con el formato de FRENKELTRONIC el análisis (sí que es posible o necesario) se complejiza maravillosamente, representando tanto un desafío cinestésico como mental y/o espiritual. A esto podríamos denominarlo como una “tríada de orillas” donde confluirían: la música, la danza y la voz, entre otros elementos compositivos que dejaremos de lado para intentar hacer (más) profundo nuestro hacer-decir.


 


En FRENKELTRONIC no hay, o no encontramos, “niveles de realidad”, sino ¿por el contrario?, opúsculos corpóreos, que dan forma al arte vivo. Y es, esta vida que encontramos en esta “tríada de orillas” la que nos resuena en mar, riada, archipiélago o zona hadal. Un terreno líquido, aunque sólido, en donde la prosodia se confunde (y mixtura) con los movimientos de las tres (maravillosas) performers y al revés, conformando un estado que enlaza la ficción y la representación, volviéndolo obra (maestra).


 



 

¡Que asombroso universo éste!



Diego Frenkel, en su octavo disco como solista, encuentra en melodías electrónicas que se superponen, intercalan, barajan e interfolian, el lugar para una composición que es impulsada hasta los principios (grado cero) de la creación. El reto para lxs oyentes, en todo caso, implica dejar(se) mover, llevar y sorprender, dentro de un espacio atiborrado por transparencias y opacidades (des)conocidas.  Frenkel explora el arte del presente apostando su ser artístico en el proceso y lo logra, con pregnancia y arrojo.








pH y edit: Mariné Amestoy.



 


Cartografía estética: palabras sobre la performance.




La complejidad del término performance y la imposibilidad de una definición estable me parecen atributos positivos. Performance acarrea la posibilidad de desafío, incluso de auto desafío, como término que connota simultáneamente un proceso, una práctica, una episteme, un modo de transmisión, una realización y un medio de intervenir en el mundo (…)

Diana Taylor, Performance, 2015 (pág. 55).



Volvamos a nuestra tríada. A la mise-en-scène. Luces blanquecinas, espacio despojado, Diego que aparece detrás de una pantalla. Una, dos, tres bailarinas y la temporalidad de lo imprevisible. Intercambios gravitatorios. Evanescencia y permanencia se debaten reactualizando conceptos. Representaciones en juego. FRENKELTRONIC es una experiencia fragosa, impetuosa, estriada pero también reflexiva en sus márgenes. No ha lugar a “medias tintas”.  Cuerpos (des)jerarquizados, sinuosos, alboreados. Sistemas de fuga artístico-estéticos que se imbrican dando lugar a una pluralidad de anáforas visuales. Hacia el final, todo es celebración. Como si en el acto “catártico”, en términos aristotélicos, se develase parte de nuestra existencia. Sí. De esa manera, Bailando y festejando el “simple” hecho de estar (aún) vivos.

Increíble performance.

Bravo.


pH y edit: Mariné Amestoy.


 

Bailar porque sí.

Bailar para ser

parte y arte del (t)acto.

Bailar para hablar, para decir.

Bailar como proceso y fin del fin…

Bailar como manifiesto político y poético.

Bailar porque sí.

 Mariné.



 

FRENKELTRONIC, Rosario, Festival El Cruce (2023).



 


 


94 visualizaciones0 comentarios

Comments


Bio

1706735903693_resized.jpg

Críticas

Si te gusta Revista Mariné y querés ayudarnos a crecer, podes comprarnos un cafecito desde $400

 

(https://cafecito.app/revistamarine)

Etiquetas

bottom of page