top of page

Corporeidad de andamio espinal: Sobre “Agujero negro”

Actualizado: 21 nov 2023


Y sin embargo el hueco negro, el pozo de potencial donde el cuerpo se invagina de noche deslizándose hacia el inconsciente del sueño ¿no va a extraer allí sus renovadas fuerzas para el ramo continuo de sus gestos y movimientos del día siguiente?


Michel Serres, Variaciones sobre el cuerpo, 2021.



 



pH y edit : Mariné Amestoy.



 

Agujero negro es una transfiguración del cuerpo o bien podría serlo. Es un modo de aparecer entre giros y quietudes o entre la nocturnidad gráfica y la pregunta por la ubicuidad corpórea.

La performance se debate entre la ausencia de color, la pregunta por el vacío (que no es negro, que no es) y una experiencia cárnica o animal que define la silueta de quien vemos mover(se) sobre el piso. Es, diríamos, imposible no pensar la estrecha relación existente entre el arte, la vida, el cuerpo, su materialidad y forma(s), como así en la muerte que permanentemente nos mueve, inquiere y pone en crisis o de cara al abismo (que no es lo mismo, aunque parezca serlo).



pH: Mariné Amestoy.



 

La obra autoconstruye su relato a medida que el cuerpo se revela cuerpo en frente nuestro. El espacio es invadido por contrastes que desjerarquizan las preguntas que surgen sobre la topografía del movimiento. Somos eso que vemos. Nada que entender. Somos hectáreas musculares, cultivos coroideos y sembradíos de piel. ¡Sí, eso! Y como tales estamos en este lugar (que no se llama) para comprender los confines y principios de este Agujero negro.



 

Autarquía y performance: ¿cómo se llama un cuerpo?





Pero esta potencia del instante por el contrario no anula otra que se refracta en el tiempo. Ya que ella signa lo que yo denominaría la potencia metaforizante de la escena. Cuanto más consumado, fuerte y evidente haya sido el acto, e indiscutible en su presencia instantánea, más la escena estará cargada de esta potencia metaforizante abriendo una dimensión mayor al campo del sentido, en un tiempo segundo que requiere la interpretación.











Joseph Danan, Entre texto y performance, 2016.








 





Ella se mueve. ¿O habría que decir él? ¿Qué se mueve cuando hay movimiento? Hay, en esta obra, un aire que se expele desde un tórax universal y llega hasta el esternón mismo de quien danza (en este caso una excepcional Julieta Romano) atravesando, antes y después, todos los sentidos de quienes (la) miramos. Sí. Agujero negro es tan perturbadora como poética y sutil. Y es, en esa combinación de adjetivos donde encontramos figuras retóricas (varias) que desarman, o tienen la capacidad de hacerlo, tanto cielos como lobregueces, cardúmenes y fractales. Una génesis gregoriana que, en el alumbramiento de la figura (ya de pie) de la performer, descubre toda la extensión alrededor de ella y de su cuerpo, de su cuerpo y ella (como dúo de existencias inapelables y ciertas). Ha nacido y lo sabe, o al menos lo intuye o percibe. Estamos frente a un despertar ontogénico danzante.

Una maravilla que gozamos de ver nosotrxs, lxs espectadorxs eventuales.




pH: Mariné Amestoy.



 

Palabras finales sin fin: ¿Tiene forma y materia Agujero negro?


No sabríamos, con certeza, apurar una respuesta, pero si arriesgar que hay vida en ella. En demasía. En cada vértice, ángulo y línea de cada vértice, ángulo y línea per se y eso es la “matemática de la corporeidad” que, en su rol de pieza artística (como en este caso), asume el riesgo de no ser un elemento neutral más, sino el eje de un movimiento ondulatorio y giroscópico que funda un lenguaje (y van) y eso, ¡eso!, es lo que vincula, como hemos dicho previamente, la vida con la muerte y este binomio, a su vez, con el arte como cuerpo y al revés.

Exquisita.

Una oda al movimiento y la corporalidad.



 

Cuerpo

Dónde sos

Dónde hay

Hay presente en mí

Hay pasado y marcas

Pero

Pero

No sé si futuro

(Ni sé si existe)

Solo sé que hay cuerpo

Y el cuerpo (no) soy, es...

Mariné



 

Agujero Negro. Concepto, dirección e interpretación: Julieta Romano, Asistencia de dirección: Manuela Piqué, Colaboración artística: Natalí Faloni, Asistencia de producción: Pamela Melina Juri Dayan, Luces: Matías Miranda, Sonido: Tomás Pol, Vestuario: Mercedes Cabanillas

Funciones: sábados 7 de octubre y 4 de noviembre - 19hs + viernes 20 de octubre - 21hs Teatro Café Artigas - Artigas 1850

Comentários


Bio

1706735903693_resized.jpg

Críticas

Si te gusta Revista Mariné y querés ayudarnos a crecer, podes comprarnos un cafecito desde $400

 

(https://cafecito.app/revistamarine)

Etiquetas

bottom of page